¿Se puede ampliar un préstamo?

se puede ampliar un préstamo personal

La ampliación del préstamo consiste en negociar las condiciones del mismo con la entidad financiera que lo otorgó. Esta ampliación se puede solicitar por qué se requiere una extra financiación por algún gasto que ha surgido de imprevisto.  

La ampliación préstamo consiste en hacer una renegociación de las condiciones establecidas en el contrato de préstamo. Por lo general lo que se suele negociar es el plazo de devolución y el tipo de interés. 

Qué es una ampliación de préstamo

La ampliación de un crédito la puede solicitar cualquier persona que tenga contratado un préstamo con una institución financiera. Pero será la institución financiera la que determine la concesión de la misma de acuerdo con la normativa establecida. 

La solicitud de la ampliación de un préstamo la tiene que hacer el prestatario ante la institución financiera donde contrató el préstamo. Para ello debe cumplir con una serie de requisitos y condiciones establecidas por la entidad. 

La ampliación del préstamo consiste en un cambio en las condiciones del préstamo por lo que conlleva a una negociación con la institución financiera. Este es una operación personalizada que es realizada a solicitud del cliente con lo que se puede cambiar el producto ya suscrito para adecuarlo a nueva situación.

Este procedimiento por lo general se solicita cuando el cliente atraviesa por dificultades económicas. La solicitud también se hace en los casos que el cliente necesita una financiación extra para realizar algún proyecto personal como emprender un negocio.

¿Se puede ampliar un préstamo?

El préstamo personal se puede ampliar solo hay que hacer la solicitud ante la entidad que lo concedió. Para hacer una negociación sobre las condiciones establecidas, entre las condiciones que se pueden negociar esta:

La ampliación del plazo para la devolución del dinero.

El tipo de interés que puede solicitarse que pase de variable a fijo.   

Cómo ampliar un crédito

Cuando decides que necesitas un dinero para atender un imprevisto o realizar una buena inversión es posible solicitar ampliar un crédito. La solicitud se tiene que hacer en la entidad bancarias donde se tiene la línea de crédito y debes cumplir con los requisitos que esta establece:

 Carta de exposición de motivos

Esta carta debe estar dirigida a la entidad bancaria que otorgó el crédito, donde se explica la solicitud de la ampliación de  préstamo.

Pagos 

El solicitante debe demostrar que ha realizado todos sus pagos en la fecha correspondiente y que no tiene ninguna deuda. 

Compromiso de pagos 

Con la ampliación, los pagos mínimos se ajustan y la entidad bancaria solicita un compromiso de pago. El cual consiste en comprometerse a realizar los pagos en las fechas establecidas.

Historial crediticio

Es indispensable tener un buen historial crediticio para que la entidad bancaria apruebe la solicitud de ampliación de crédito.  Para tener un buen historial crediticio no se pueden adeudos anteriores con otros créditos.

¿Qué pasa si tengo muchos créditos?

Cuando tienes muchos créditos es posible que superes tu capacidad de pago y cuando corresponda pagar no tengas para pagarlos todos. Esto debido a que quizás el dinero no te alcance para cubrir todas las deudas. 

Si se tienen diferentes créditos a la vez puede ocasionar graves consecuencias a tus finanzas. Cuando tienes varios créditos al mismo tiempo no es posible mejorar tu historial de crédito y puede ocurrir que no te otorgan préstamos fácilmente. 

Esto debido a que las instituciones financieras revisan tu historial de crédito y cuando se enteran que estás pagando otros préstamos lo más probable es que rechacen tu solicitud. 

Cuántas veces se puede novar un crédito

La novación de un crédito consiste en la modificación de las condiciones del préstamo después de contratarlo. En este proceso se realiza una renegociación de las cláusulas establecidas en el contrato con la entidad financiera, lograr un acuerdo y hacer la formalización ante el notario.

La institución bancaria no está obligada a novar un crédito, por lo tanto si no está de acuerdo con las modificaciones propuestas puede negarse. El banco únicamente está obligado a aceptar una modificación del crédito si se encuentra establecido previamente en el contrato del préstamo.

La cantidad de veces que se puede novar un crédito va a depender de las normas establecidas por la institución bancaria. En algunas entidades sólo permiten como máximo dos novaciones de crédito y se debe hacer con un límite de tiempo entre una y otra. 

¿Qué es mejor refinanciar o reestructurar las deudas?

La refinanciación de una deuda tiene como objetivo reemplazar un préstamo existente por un nuevo préstamo. La reestructuración consiste en negociar en la entidad bancaria nuevas condiciones de pago de acuerdo con la situación actual.

La conveniencia de refinanciar o reestructurar una deuda va a depender de cual sea la situación que se esté viviendo. Con la refinanciación se obtiene un préstamo con el que se puede pagar todas las deudas que se tienen.

Con lo que se queda pagando una sola deuda al mes, la cual puede tener mejores condiciones de pago, menos comisiones e intereses.  La reestructuración de la deuda puede conseguir un nuevo acuerdo de pago, disminuir la tasa de interés o un periodo de gracia con el que puedes tener más tiempo para terminar de pagar y no haya un aumento de interés. 

Cómo reestructurar una deuda

La reestructuración de una deuda consiste en solicitar a la institución financiera una modificación en el plan de pago. En donde se modifica lo acordado en el contrato de préstamo existente, que puede ser alargar el plazo de los pagos o cambiar las frecuencias de los mismos.

Para ello hay que acudir a la entidad bancaria y solicitar la reestructuración de la deuda explicando los motivos. El banco hará un estudio del historial crediticio para determinar si es viable cambiar las condiciones de pago. 

Cuándo reestructurar una deuda

La reestructuración de una deuda se debe solicitar cuando se presenta una de estas situaciones:

Cuando se presentan dificultades para el cumplimiento de las obligaciones de pago de deudas. Lo cual se debe a factores externos que han afectado a los ingresos y han ocasionado una mala situación económica.

En los casos que ya existe un atraso en el pago de la deuda, pero sólo cuando dicho atraso no supera los dos meses. Porque si existe un atraso en el pago de más de dos meses la reestructuración ya no se podría solicitar.  

Array
Web | + posts

Soy un apasionado de mundo financiero y la generación de riqueza a través de múltiples vías de ingresos.

Por ello, creo páginas web para su posicionamiento y monetización a través del SEO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *