Con qué se puede confundir el neuroma de Morton

Con qué se puede confundir el neuroma de Morton

El neuroma de Morton se puede confundir con diferentes tipos de metatarsalgias, pero es más frecuente confundirla con la lesión placa plantar o del plato glenoideo.  Pero también es posible que existan estos dos tipos de lesiones el neuroma de Morton y la rotura del plato glenoideo o metatarsalgia.

Para evitar esta confusión es necesario realizar un buen diagnóstico que se puede lograr realizando algunas pruebas como la ecografía y la resonancia. La prueba más exacta para diagnosticar la existencia de un neuroma de Morton es con un bloqueo anestésico con control ecográfico. 

Que es el neuroma de Morton

El neuroma de Morton se le conoce también como neuroma plantar, tumoración benigna del nervio o neuroma interdigital. Este padecimiento se presenta en hombres y mujeres de cualquier edad y ocurre cuando el nervio digital de la planta del pie sufre una degeneración.

Esta degeneración del nervio se encuentra acompañada de un engrosamiento alrededor del mismo, lo cual se conoce como fibrosis. El 75% de los casos ocurre entre el 3º y 4º dedo, esto debido a que es en esta zona donde el nervio plantar lateral y medial se vuelven a comunicar.

Esto hace que se produzca un aumento en el tamaño del nervio en esta zona y comienzan las molestias. En solo 17% de los casos se presenta entre el 2º y 3º metatarsiano y muy pocas veces se presenta en otras posiciones.

El neuroma de Morton se manifiesta cuando en la planta del pie ocurre un trastorno que origina que se forme alrededor de alguno de los nervios un tejido fibroso. Cuando esto ocurre se produce una irritación y compresión del nervio que puede afectar esta zona del cuerpo de manera permanente.

Este padecimiento puede causar en la bola del pie un dolor agudo con ardor, también es posible que se presente en los dedos afectados ardor, picazón o entumecimiento.

Causas del Neuroma de Morton

La principal causa del Neuroma de Morton es la compresión o atrapamiento del nervio con las cabezas de los metatarsianos o con el ligamento intermetatarsal. Lo cual ocurre mientras se está de pie o se camina.

Los factores principales que aumentan la compresión del nervio y contribuyen al desarrollo del Neuroma de Morton son: 

Uso de zapatos inadecuado

El uso de zapatos ajustados o de tacón alto pueden comprimir los dedos de los pies ocasionando un aumento de la presión en la zona. Lo cual ayuda al desarrollo del neuroma de Morton.

Deformidades en el pie o alteraciones biomecánicas

 Las personas que tienen mayor riesgo de desarrollar el neuroma de Morton son las que tienen dedos en garra, pie plano o pie cavo. Este padecimiento también se puede presentar en personas con artritis, insuficiencias del primer radio, HAV conocido popularmente con juanetes.

Actividades físicas

La práctica y participación en actividades deportivas de alto impacto como correr, trotar o bailar puede someter el pie a lesiones repetitivas. Lo que contribuye y aumenta las probabilidades de desarrollar un neuroma de Morton.

Lo mismo ocurre con deportes como el esquí de nieve o la escalada de montañas que se caracterizan por el uso de zapatos ajustados. Este tipo de zapatos pueden ejercer presión sobre los dedos dando origen al desarrollo del neuroma de Morton.

El neuroma de Morton también se puede desarrollar por: sobrecargas, fatigas musculares, sobrepeso, alteraciones en la estructura nerviosa, heridas o traumatismos en la zona, aumento de la flexión dorsal de los dedos.

¿Cómo se puede confundir el neuroma de Morton?

El neuroma de Morton se puede confundir cuando existen en el centro del pie algunas callosidades que puede orientar el diagnóstico hacia una metatarsalgia mecánica. La confusión también porque se sienten dolores en la parte anterior del pie donde pueden existir diferentes tipos de lesiones.

La mejor forma para evitar confundir el neuroma de Morton es conociendo la diferencia de éste con los otros tipos de lesiones. El dolor que ocasiona un neuroma de Morton es de origen neurológico. 

Es por esta razón que el dolor es como un adormecimiento, escozor, ardor, entumecimiento, entre otros. El dolor la mayoría de las veces no se presenta sólo entre cabezas metatarsales, sino que llega hasta la punta de los dedos.

Para evitar confundir el neuroma de Morton con otro tipo de lesiones se debe realizar un estudio biomecánico. Pero además se deben valorar los apoyos cuando el pie está quieto y en movimiento, lo cual se puede hacer corriendo o caminando. 

Con estas pruebas se puede determinar el comportamiento de las presiones plantares del paciente. Al igual que si carga más una pierna que la otra, el grado de simetría que tienen los dos pies, entre otros aspectos. 

¿Cómo sé si tengo un neuroma de Morton?

El dolor ocasionado por el neuroma de Morton es el dolor en la parte anterior del pie, que se puede sentir como un ardor, adormecimiento o escozor. Estos síntomas por lo general empeoran al usar calzado inadecuado, al caminar o correr.

Por lo general las personas que padecen del neuroma de Morton no presentan signos externos, como inflamaciones o bultos. Lo que suelen sentir entre los huesos del pie es un dolor intenso y eléctrico que se esparce hacia los dedos.

Otro de los síntomas es un hormigueo en el espacio que hay entre el tercero y cuarto dedo del pie, además de intensos calambres en los dedos del pie. Los dolores son más intensos cuando se usan zapatos que comprimen el pie o son muy estrechos. En el caso de las mujeres, el dolor es mayor cuando usan zapatos de tacón alto.

El dolor que ocasiona el neuroma de Morton empeora con el tiempo, pero en la noche suele ser menos frecuente. Pero la mejor forma de saber si tienes el neuroma de Morton debido a los síntomas es a través de una exploración médica del pie. 

La confirmación de este padecimiento se lleva a cabo a través de una resonancia nuclear magnética o una ecografía. En donde se pueda apreciar el engrosamiento de los nervios interdigitales.

Array
redactor-salud
Juanjo Robles
Médico - Colaborador en medios digitales | + posts

Tras varios años dedicándome a lo que más me apasiona, he querido sacar un rincón de mi tiempo para compartir mis conocimientos con aquella persona que lo necesite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *