Se pueden devolver unas gafas graduadas?

se pueden devolver unas gafas graduadas

Las gafas graduadas, o lentes oftálmicos, como también se le conocen se usan para corregir cualquier padecimiento de la visión que tenga una persona. El hecho de ser personalizados hace que no se puedan devolver unas gafas graduadas, pero lo que sí se puede devolver son las monturas. Las políticas acerca de que no se pueden devolver unas gafas graduadas se deben a que son cristales biselados para una montura concreta. Estas políticas son establecidas de acuerdo a lo dispuesto en la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios.

¿Qué pasa si me graduaron mal los lentes?

Cuando los lentes están mal graduados no es posible aprovechar todo el potencial visual que tienen para ofrecer. Lo cual puede afectar de forma negativa la calidad de la visión de las personas adultas en cambio en los niños y adolescente sí se puede ver afectada la vista.

Lo que pasa en los adultos cuando tienen lentes mal graduados es que aprenden a enfocar y se adaptan a las diferentes distancias de visión. Por ello sus ojos no sufren ante cualquier padecimiento que tengan. Pero si el esfuerzo que realizan sus ojos es demasiado intenso y por mucho tiempo  pueden surgir algunos problemas.

En el caso de los niños y adolescentes con unos lentes mal graduados se puede ver afectado el normal desarrollo de la vista. Los lentes mal graduados hacen que aparezcan determinados síntomas ocasionando malestar en el usuario. 

Entre los síntomas que suelen aparecer con mayor frecuencia se encuentran los siguientes: 

Visión borrosa

Este es uno de los principales síntomas cuando los lentes están mal graduados y que más incomodidad causa. Esto se presenta cuando no se pueden ver con claridad los objetos de lejos o de cerca y se tiene que hacer un esfuerzo adicional para poder leer.

Por alguno de los ojos no se ve bien 

Los problemas de visión en algunas ocasiones se concentran en sólo uno de los ojos. Esto puede ocurrir porque es el único que tiene alteradas las dioptrías o porque el ojo que tiene mejor visión está ayudando a su compañero.

Lagrimeo o enrojecimiento de los ojos

Lo que origina forzar la vista y el conjunto de músculos faciales es el enrojecimiento o lagrimeo. Esto hace que se someta la vista a una tensión constante, por tratar de adaptar el ojo a una visión incorrecta.

Las alteraciones fisiológicas que se originan por forzar la vista comienzan con los siguientes síntomas: ojos enrojecidos, lagrimeo continuo o fatiga visual.

Mareos

Cuando se  gira la cabeza rápidamente o se cambia de enfoque de pasar de ver un objeto lejano a otro más cercano, se puede producir un pequeño mareo. Se puede tener también una sensación de vértigo.

Dolor de cabeza

 El esfuerzo extra que realizan los ojos para poder ver lo mejor posible conlleva a dolores de cabeza. Los cuales suelen aparecer al final del día, cuando ya se tienen muchas horas con las gafas.

Sensación de no poder mantener los ojos abiertos y fatiga visual

Cuando se comienza a tener esta sensación es necesario y urgente realizar una revisión de las lentes. Este síntoma por lo general viene acompañado de dolores de cabeza y se tiene la necesidad de cerrar los ojos durante unos minutos para que el campo visual se mantenga a oscuras.

La fatiga visual suele relacionarse con mareos, pero en ocasiones puede hacer que se vean los objetos como duplicados. Esto se le llama diplopía y la única forma de corregirlo es graduando correctamente los cristales de las gafas.

Cuando se presentan cualquiera de estos síntomas se recomienda acudir al oftalmólogo para que indique si se requiere un cambio de lentes. Porque algunas veces estos síntomas se pueden presentar por otros problemas de salud. 

Pero en caso de que en los resultados de los exámenes se aprecie una variación en comparación con el último realizado es necesario cambiar las gafas.

¿Cómo saber si se pueden devolver unas gafas graduadas?

Las gafas graduadas no se pueden devolver porque están consideradas como artículos personalizados. Pero igualmente se recomienda revisar las políticas del establecimiento donde fueron adquiridas que será lo que realmente permita saber si se pueden devolver unas gafas graduadas.  

Lo único que hacen los fabricantes o empresas fabricantes de gafas graduadas es devolver el importe de la montura. Esto de acuerdo con lo establecido en la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios.

En caso de que la graduación de las gafas no sea correcta se puede acudir al establecimiento donde se compraron, para que realicen una revisión de la graduación. También se puede acudir a otra óptica o especialista para que determine si está bien o no la graduación.

Cuando se presentan estos casos puede ser por simple error de medida, que puede corregirse fácilmente. En estos casos lo que se debe solicitar es una corrección de lentes o ajustar la graduación en las gafas.

En caso que las gafas no se puedan corregir es posible hacer una reclamación ya que se tiene derechos para ello. Cuando las gafas tienen una mala graduación y se debe a un error del fabricante o del óptico la empresa está obligada a solucionar el problema sin coste adicional.

¿Cuánto tiempo tengo para devolver unas gafas graduadas?

La posibilidad de devolver unas gafas graduadas va a depender de las políticas y normativas del fabricante o del óptico. Pero lo más probable es que se disponga de un lapso de tiempo que va de 7 a 14 días para devolverlas.

A pesar de esto se recomienda consultar las políticas de devolución de la tienda u óptica donde se hayan comprado las gafas. Al momento de la compra por lo general se recibe un recibo o factura donde señalan las condiciones de devolución y el plazo que se tiene.

Para devolver unas gafas graduadas es necesario presentar la factura o comprobante de compra. Pero además hay que asegurarse de que el producto se encuentra sin el más pequeño defecto y en perfectas.

Array
redactor-salud
Juanjo Robles
Médico - Colaborador en medios digitales | + posts

Tras varios años dedicándome a lo que más me apasiona, he querido sacar un rincón de mi tiempo para compartir mis conocimientos con aquella persona que lo necesite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *