Se pueden dejar las lentillas en agua

se pueden dejar lentillas en agua

Las lentillas o lentes de contacto son un dispositivo óptico que han sido diseñados para corregir algunos defectos visuales. Están elaboradas en materiales muy delicados y blandos, es por ello que no se pueden dejar las lentillas en agua además se les puede pegar alguna bacteria. 

El agua contiene bacterias y microorganismos que son peligrosos para los ojos y se pueden pegar a las lentillas si se dejan en agua.  En caso de no tener el líquido especial para las lentillas se pueden dejar en solución fisiológica o solución salina. 

¿Se pueden dejar las lentillas en agua?

Es importante tener siempre presente que no se pueden dejar las lentillas en agua ni mineral, ni destilada ni de grifo. Esto debido a que si las lentillas son blandas las deforman ocasionando que se vea borroso y cause molestias en los ojos. 

Pero existen otras razones como que el agua contiene bacterias y microorganismos que son bastante peligrosas para los ojos. Entre estos microorganismos se encuentra la acanthamoeba que se pega a la lentilla y al introducirla en el ojo pasa a la córnea. 

Esto genera una infección llamada queratitis por acanthamoeba que puede ocasionar graves complicaciones. Igualmente es importante saber que tampoco se debe nadar con lentillas por esta misma razón.

Las lentillas sólo se deben guardar en el líquido creado especialmente para ellas, debido a que es una forma de mantenerlas seguras. Otra cosa que se recomienda es no guardar las lentillas en seco debido a que pierden su forma original y ocasionan molestias en los ojos. 

Los lentes de contacto son similares a una esponja que necesitan estar constantemente hidratados para evitar que se sequen y se vuelvan frágiles.

Qué pasa si dejas las lentillas en agua

El agua no se puede utilizar en las lentillas ni siquiera para lavarlas debido a que no posee los elementos que contiene el líquido especial para lentillas. El agua tampoco elimina de las lentillas los depósitos de proteínas, los residuos o grasas que en ellas se acumula, no las desinfecta.

Este elemento así sea mineral purificado contiene hongos, microorganismos peligrosos y virus que se adhieren a las lentillas. El agua purificada, en un principio desinfecta las lentillas, pero al poco de introducir las lentillas aparecen nuevos microorganismos que se adhieren a ellas y en especial si se dejan por muchas horas.

El agua además resulta dañina para las lentillas, debido a que entorpece su equilibrio osmótico. Pero además cuando las lentillas se mantienen en el agua por lo general cambian su forma y con el tiempo ya no caben en el ojo ocasionando molestias y hasta que se queden pegadas en el globo ocular.

El agua es un elemento que no contiene lubricantes y como consecuencia no hidrata las lentillas, haciendo que el uso de las lentillas resulte muy incómodo. Pero además de las grandes molestias que pueden causar, se producen irritaciones, visión borrosa y hasta graves daños.

¿Qué enfermedad puede ocasionar dejar las lentillas en agua?

Entre los microorganismos más peligrosos que contiene el agua está la Acanthamoeba que es una ameba. La cual ocasiona en la córnea una enfermedad muy grave que en algunas ocasiones puede derivar en la ceguera.

La acanthamoeba al penetrar en el ojo provoca la queratitis que es una enfermedad que puede tener consecuencias muy graves, como la ceguera. Puede ocurrir muy fácilmente cuando la ameba entra en contacto con la lentilla y se adhiere a su superficie. 

Al ponerse la lentilla ocasiona un daño en la córnea que no tiene venas y por lo tanto una menor capacidad de reacción que otros órganos. Esto produce una infección, causando pequeños puntos en la superficie y en algunas ocasiones puede penetrar en la córnea.

Cuando penetra la acanthamoeba en el ojo lleva un período de incubación aproximado dos semanas. Los síntomas por lo general son intensos dolores de cabeza, hinchazón, sensibilidad, desgarro excesivo, espasmos en los ojos. 

El proceso de curación suele ser largo, puede llevar varias semanas y hasta meses, aunque después de la curación la vista suele ser más débil. En caso de que esta infección no se trate de forma adecuada puede ocasionar ceguera. 

¿Cuánto tiempo puedo dejar mis lentes de contacto en agua?

No se pueden dejar las lentes de contacto en el agua porque aumentan los riesgos de adquirir una infección. Es posible que el agua conserve los lentes, pero no los desinfecta y al dejarlos mucho tiempo los puede deformar. 

El agua tiene una textura diferente a la de las lágrimas lo que puede ocasionar que los lentes de contacto se deformen. Lo cual ocasionará una molestia en el ojo, dolor de cabeza y visión borrosa. 

Los lentes de contacto solo se deben dejar en el líquido especial de lentillas porque son diseñados para su desinfección. Estos líquidos los esterilizan, los mantiene hidratados y en su forma correcta, lo que permite que se sigan usando sin el temor a adquirir una infección o cualquier otro problema.

En caso de no tener el líquido especial para lentillas se puede optar por una solución salina, como medida de emergencia. El tiempo que puedes dejar tus lentes de contacto en solución salina es de sólo unas pocas horas, lo único que hay que hacer es colocarlos en el estuche y llenarlo con la solución. 

Los lentes de contacto tampoco se pueden dejar en agua destilada, porque esta es un agua a la que solo se le han eliminado las impurezas. Lo cual se hace a través de un sencillo proceso de destilación. 

El único líquido en que se puede dejar los lentes es el especial para lentillas, el cual contiene los siguientes componentes: borato, citrato o cloruro de sodio, ácido bórico y EDTA.

Estas sustancias se agregan al líquido con la intención de que las lentes de contacto se mantengan desinfectadas y que estén en un medio seguro para los ojos. Este líquido se debe cambiar como mínimo cada treinta días para brindar mayor seguridad de higiene. 

Array
redactor-salud
Juanjo Robles
Médico - Colaborador en medios digitales | + posts

Tras varios años dedicándome a lo que más me apasiona, he querido sacar un rincón de mi tiempo para compartir mis conocimientos con aquella persona que lo necesite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *