¿Se puede echar a un inquilino por necesitar el piso?

Se puede echar a un inquilino por necesitar el piso

Se puede echar a un inquilino por necesitar el piso sólo cuando se cuenta con las causas legales para finalizar con el contrato de arrendamiento. El contrato debe contener una cláusula que señale que el propietario puede recuperar el piso por necesidad.

Cuando esto no se ha convenido de forma expresa en el contrato, no se puede echar a un inquilino por necesitar el piso. El arrendador además debe justificar que necesita el piso para vivir a través de una comunicación escrita dirigida al inquilino.  

¿Cómo echar a un inquilino si necesito el piso?

Para echar al inquilino porque necesitas el piso debes cumplir con todos los requisitos legales establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Esta posibilidad está regulada en el artículo 9.3 de la Ley, el cual establece las siguientes condiciones:

En caso de que el arrendador sea persona física debe haber transcurrido un año desde la firma del contrato. 

En el contrato debe aparecer una cláusula que indique expresamente que el arrendatario puede recuperar el piso por necesidad de ocuparlo. Esto debe ser antes de que pasen los cinco años y la vivienda se debe destinar permanente para vivir el propietario o sus familiares. 

Los familiares que pueden necesitar la vivienda son por adopción, en primer grado de consanguinidad o para su cónyuge. Esto solo en el caso de que exista sentencia firme de divorcio, separación o nulidad matrimonial.

El arrendador debe comunicar al arrendatario la necesidad del desalojo del piso arrendado. Lo cual debe hacer por escrito donde indique la causa y dos meses antes de la fecha en que se necesite el inmueble. 

El arrendador debe ocupar el piso en un plazo máximo de tres meses contados a partir de la extinción del contrato. En caso de que esto no ocurra el arrendatario tiene las siguientes dos opciones: 

Solicitar una indemnización por una cantidad equivalente a un mes de arrendamiento por cada año que falte por cumplir hasta llegar a los cinco años. Excepto que la ocupación no se haya realizado por causa de fuerza mayor.

La otra opción que tiene el arrendatario es recuperar el uso y disfrute del piso por un nuevo plazo de cinco años. Las condiciones contractuales serán las mismas que tenía anteriormente y el pago de una indemnización por los gastos ocasionados con el desalojo.

¿Cuánto tiempo hay que darle a un inquilino para que se vaya?

Lo primero que se debe saber es que para pedirle a un inquilino que desaloje el piso alegando necesidad es que se cumpla el primer año del alquiler. La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que no se puede desalojar al inquilino antes de que se cumpla el primer año de arrendamiento. 

Otro aspecto que se debe tener en cuenta para solicitar el desalojo al inquilino es que tiene derecho a un preaviso. Este se debe presentar dos meses antes de la fecha en la que se quiere ocupar la vivienda.

El tiempo que tiene el inquilino para desalojar el piso, desde que recibe la comunicación del arrendatario por necesidad es de dos meses. Lo que significa que el inquilino el tiempo que tiene para irse del piso es de dos meses contados a partir de recibida la comunicación.

¿Cómo sacar a un inquilino que no se quiere ir?

Para sacar a un inquilino que no se quiere ir se debe acudir a la vía legal, para ello se debe tramitar un desahucio por finalización de contrato. Es necesario evitar tomar otras medidas como intimidar al inquilino, amenazar verbalmente o cambiar la cerradura de la puerta de entrada.

La medida del desahucio se debe tomar cuando el inquilino no tiene la intención de marcharse del inmueble una vez finalizado el contrato. Para ello se debe solicitar los servicios de un profesional del derecho especializado en este tipo de trámites. 

El proceso de desahucio comienza con la presentación de una demanda que debe ser redactada por el abogado.   A la demanda se le deben adjuntar los siguientes documentos: 

Poder

Este es un documento que se otorga al abogado para que actúe en nombre del propietario del inmueble. 

Contrato de arrendamiento

El documento firmado con el arrendatario donde se acordaron las condiciones del arrendamiento. 

Requerimientos y notificaciones

Se debe presentar todos los requerimientos y notificaciones que se hayan realizado al inquilino donde se exige la entrega del inmueble. 

Escrituras del inmueble

Los documentos que demuestran que se es el propietario legal del inmueble y que contiene toda la información del mismo.

Cuando es presentada la demanda de desahucio junto con todos los documentos, en el plazo de un mes el inquilino recibirá una notificación. En donde se le indica el Decreto por el cual ha quedado admitida la demanda y se indicará la fecha en que se llevará a cabo el juicio. 

En el juicio se indicará el día en que el inquilino debe abandonar la vivienda para que sea ocupada por el arrendatario. Con esta decisión se da por finalizada la demanda de desahucio y las costas del juicio las debe pagar el inquilino.

Este juicio se celebra y se dicta sentencia así el inquilino se oponga a la demanda de desahucio.

¿Qué hacer con un inquilino problemático?

Cuando hay un inquilino problemático lo primero que se debe hacer es conversar con él y recordarle las normas de convivencia. En la conversación se le debe indicar cuáles de las normas no está cumpliendo.

Lo recomendable es que esta conversación sea de forma presencial, se debe ser amable, usar un tono cordial, es importante evitar los insultos y las amenazas. En caso de que todos los intentos amistosos fracasen se deben realizar otras acciones como:  

Llamar a la policía para que levante un atestado donde quede plasmado la existencia de un problema y pueda servir en caso de un juicio.

El propietario debe hacer notificaciones por escrito y dejar constancia, a través de un burofax, que o será de gran ayuda en caso de un juicio.  Es importante tratar de reunir pruebas relacionadas con el problema que causa el vecino. 

Presentar una demanda donde un juez evalúa las pruebas y notificaciones, lo que le permitirá determinar echar al inquilino problemático.

Array
redactor tramites
Andrés Velasco
Abogado | + posts

Andrés Velasco es abogado de profesión, con más de 45 años de experiencia. Licenciado en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, ha ayudado a muchas personas a resolver sus problemas, tanto personales como judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *